Home > Cómo disfrutar del turismo gastronómico en León

Cómo disfrutar del turismo gastronómico en León
Principia Suites León



Cuando nos preparamos para un viaje, solemos hacer listas con los monumentos de la ciudad que vamos a visitar, sus museos y los lugares más destacados. Pero creemos que también es importante conocer cuáles son los platos típicos del lugar, descubrir su gastronomía y aprender sobre sus productos y costumbres culinarias. Si estáis pensando en hacer turismo gastronómico en León aquí os dejamos con algunas de las recetas típicas de esta región que no os podéis perder.

Morcilla de León
Si visitáis esta tierra, ya sea haciendo turismo gastronómico en León o simplemente en un viaje cultural, os encontraréis con este producto tan representativo de la región. La morcilla de León es uno de los sabores más populares de la gastronomía leonesa, y podréis encontrarla prácticamente en cualquier rincón de la provincia. Se puede preparar de muchas formas distintas y su sello distintivo es que se elabora sin utilizar arroz, a diferencia de otras partes de España donde se le añade para darle mayor consistencia. Sobre cómo comerla, las opciones son muy variadas: la encontraréis a la plancha, untada en pan, en cocido o en cualquier plato de cuchara.

Cocido Maragato
Plato típico e imprescindible si estáis haciendo turismo gastronómico en León. El cocido Maragato tradicionalmente alimentaba a la gente de campo, incluyéndose en un único plato toda la energía que los trabajadores del campo necesitaban para encarar su jornada laboral. Así que, como podéis imaginar, es un plato contundente y lleno de sabor. Su mayor peculiaridad es la forma de servirlo y de comerlo “al revés”, ya que tradicionalmente empieza por la carne, después se comen los garbanzos y finalmente el caldo de la sopa.

Botillo del Bierzo
El plato estrella de las mesas leonesas, sobre todo en invierno, es sin duda el Botillo del Bierzo. Preparado con costilla y rabo de cerdo como base, este plato puede incluir lengua, carrillera, paleta, espinazo y otras carnes, siempre aderezadas con sal, pimentón y ajo. Su resultado es simplemente delicioso y muy reconfortante. Si vas a hacer turismo gastronómico en León en invierno, no puedes perdértelo.

Bacalao al ajo arriero
Para dejar las carnes a un lado, os traemos este plato que se basa en el bacalao, un producto que ofrece muchas posibilidades. Esta sencilla receta encontramos ingredientes como el bacalao en salazón, ajo, pimentón picante, aceite de oliva y sal. Es muy sencillo y se puede degustar todo el año, siendo perfecto para momentos en los que necesitemos un plato más ligero en nuestra ruta de turismo gastronómico en León.

Sopa de truchas
Siguiendo con los productos del mar, encontramos la sopa de truchas, elaborada tradicionalmente con pan de hogaza, refrito de ajos y pimentón. Este plato suele servirse en una cazuela de barro, ideal si durante nuestra ruta de turismo gastronómico en León nos gusta hacer fotografías, ya que la imagen del palto resulta de lo más tradicional.

Mantecados de Astorga
Para acabar, como en todo buen menú, lo haremos con un dulce. El más típico de León es el mantecado de Astorga, creado originalmente en un convento leonés que dio lugar a una larga tradición. Su receta original se mantiene intacta, utilizando para su elaboración la manteca de vaca, huevos, harina y azúcar como ingredientes esenciales. Tiene un sabor que no te dejará indiferente.

Ya lo sabes, si estás preparando una escapada de turismo gastronómico en León no te puedes perder estos platos, pero todavía hay muchos más. ¡ Ven a descubrirlos!